Arca del Pacto

El cofre

111 cm. de largo, 67 cm. de ancho y 67 cm. de alto image

Estaba hecho de madera de acacia, revestido de oro puro tanto por dentro como por fuera.

Coronaba el Arca un artístico “borde de oro” en forma de guirnalda.

La cubierta

Estaba hecha de oro macizo.

Sobre esta cubierta

Había dos querubines de oro, uno a cada extremo de la cubierta, con sus rostros vueltos el uno hacia el otro, las cabezas inclinadas y las alas extendidas hacia arriba “cubriendo la cubierta protectoramente”. (Éxodo 25:10, 11, 17-22; 37:6-9;Éxodo 25:17; Hebreos 9:5)

Transporte del Arcaimage

Para transportar el Arca, se suministraron largos varales, hechos también de madera de acacia revestida de oro e insertados a través de dos anillos de oro a ambos lados del cofre.

Como estos varales no se debían quitar de sus anillos, nunca había necesidad de que los portadores del Arca la tocaran.

En las esquinas había cuatro patas, para que no se apoyase directamente en el suelo. (Éxodo 25:12-16; Números 4:5, 15; 1Reyes 8:8; 1Crónicas 15:15.)

image

Utensilios dignos del servicio sagrado

Cuando Salomón ascendió al trono, cuatrocientos setenta y cinco años más tarde, todavía se usaban la tienda del tabernáculo, el arca del pacto y el altar de cobre. (2Cr 1:1-6.)

El candelabro se construyó bajo la supervisión de Bezalel, de la tribu de Judá, y Oholiab, de la tribu de Dan. (Éxodo 31:1-11; 35:30-35.)

Estos hombres, que posiblemente aprendieron el oficio durante su esclavitud en Egipto, debieron ser buenos artesanos.

Pero en esta ocasión Jehová puso su espíritu sobre ellos, de manera que el trabajo pudiera realizarse a la perfección, exactamente según el modelo revelado y ordenado a Moisés. (Éxodo 25:9, 40; 39:43; 40:16.)

Bezalel

Jehová nombró a Bezalel artesano y constructor principal, y prometió llenarlo “del espíritu de Dios en sabiduría y en entendimiento y en conocimiento y en habilidad para toda clase de artesanía” (Éxodo. 31:3-5). Junto con otros hombres “sabios de corazón”, Bezalel y su asistente, Oholiab, realizaron esta extraordinaria obra.

Los costosos materiales con los que trabajó Bezalel procedían de las generosas contribuciones de los “de corazón dispuesto”, y resultaron ser “más que suficiente”. (Éxodo 35:4-9, 20-29; 36:3-7)

La gran diversidad de habilidades que tenía Bezalel (Éxodo 35:31), le permitió supervisar

  • La confección de telas para tienda y su bordadoimage
  • Los corchetes de oro y plata
  • Las cubiertas exteriores de pieles,
  • Los armazones en forma de marcos revestidos de oro
  • La pantalla interior (Éxodo 36)
  • El arca del pacto revestida y sus querubines
  • La mesa y sus utensilios
  • El candelabro de oro y el altar del incienso
  • El aceite de la unción y el incienso (Éxodo 37)
  • El altar de la ofrenda quemada
  • La palangana de cobre y su base, el patio (Éxodo 38)
  • El efod y el pectoral engastado con piedras preciosas
  • Así como trajes talares de sacerdote (Éxodo 39).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s