Desarrollo y crecimiento

¿Cuáles fueron las enseñanzas fundamentales de Jesucristo, el fundador del cristianismo?

  • Dio testimonio de la verdad (Juan 18:37)
  • Santificó el nombre de su Padre (Juan 17:25,26)Jesucristo (25)
  • Predicó el reino de Dios como la verdadera esperanza de la humanidad (Mateo 24:14)

¿Cuál fue su norma de conducta, sus obras? ¿Qué ejemplo puso con su vida, con sus acciones?

  • Puso en primer lugar los asuntos espirituales, su relación con Dios (Mateo 5:3)
  • Mostraba amor altruista por las personas (Juan 13:34,35)
  • Dio su vida como rescate por la humanidad (Juan 3:16)

Definición del Cristianismo

Cristiano; Seguidor de Jesús.

Cristianismo;

La religión basada en las enseñanzas de Jesucristo y en la creencia de que es el Hijo de Dios. Los cristianos son aquellos que siguen el ejemplo de Jesús y viven en conformidad con La Palabra de Dios.

El crecimiento del cristianismo

El cristianismo pasó de ser una ‘secta judía’ controlada en palestina, a un movimiento religioso que traspasaba fronteras, etnias, culturas y razas.

¿Cómo ocurrió la expansión de la primitiva Iglesia?

Vivían en armonía con los preceptos y ejemplo de Jesús y aquello marcaba un contraste agudo con la decadencia de aquella sociedad sin principios morales ni esperanza alguna.

La convicción y la coherencia cristiana

Lo que creían los primeros cristianos, lo creyeron a carta cabal, sin fisuras, y lo expresaron y manifestaron bravamente en presencia de hostilidad. Tenían certeza de la esperanza basada en la resurrección de Jesús y ello contrastaba con la desilusión entre el pueblo del imperio acerca de los dioses de Grecia y Roma.

Sus altas normas de conducta

En el año 165 y entre el 250 y el 260 dos epidemias espantosas barrieron todo el Imperio, en cada caso segando una ingente cantidad de población.

En el año 260 Dionisio de Alejandría observó que el pagano:

“empujaba las víctimas lejos y huía de sus familiares enfermos, tirados en los caminos hasta que morían”. Por contraste, “nuestros hermanos cristianos acompañaban a sus enfermos, ocupándose de su necesidad y reconfortándolos en Cristo”.

El cuidado que la fraternidad cristiana proporcionaba salvó la vida a muchos. Los cristianos permanecieron al cuidado de los suyos mientras la mayoría de aquella sociedad no lo hizo. Como consecuencia de las epidemias; muchas gentes de aquel entonces cayeron drásticamente y los cristianos lo hicieron en mucha menor cantidad, y eso se percibía con claridad diáfana.

En cierta ocasión parece que el Emperador Juliano se molestó porque los cristianos cuidaban de los necesitados de Roma, y no solo de su propia gente. Por eso decretó que los sacerdotes paganos hiciesen lo mismo.

Una esperanza y un propósito en la vidaNueva imagen (25)

Mientras la sociedad antigua carecía de esperanza y propósito, y en muchos casos carente de todo sentido de la justicia y la dignidad, los cristianos inspiraban esperanza, una esperanza traducida en un amor altruista que todos practicaban.

Sus valores y principios

Las fuertes convicciones y su conducta intachable los distinguía de la promiscuidad sexual que llegó hasta el punto que las enfermedades venéreas hicieron disminuir la población y acortar la vida de muchos. Los cristianos, en cambio, vivían la fidelidad para toda la vida y ello hizo que su número aumentase. Asimismo, el aborto era predominante entre los paganos, con la consecuente pérdida masiva de mujeres que se sometían a un proceso médico horroroso. En la congregación cristiana la mujer tenía reconocida una dignidad que era muy superior a la que le reconocía el mundo pagano.

La hermandad cristiana

Los cristianos practicaban la hermandad y una congregación unida en un Imperio que se compuso de un conjunto fragmentario de etnias y minorías. Los cristianos eran la religión que ofrecía una bienvenida abierta y franca a todos sin exclusiones a pesar de las diferencias. No había diferencias ni prejuicios dentro de la congregación cristiana entre esclavos, gentiles, mujeres u otras personas que el imperio veía como inferiores.

Una fe inquebrantable

La sociedad romana descubrió al cristianismo como algo muy humano. Mientras que la arena del circo romano era fiel reflejo de la sociedad de aquel tiempo (un lugar para gladiadores, que tenían que mostrar su fiereza en presencia de la muerte), los cristianos, que no llevaron espada ni lanza para defenderse, eran aún más valientes que los hombres con tridente, casco y red que se entregaban a la lucha de uno contra otro. La conversión de muchas personas fue fruto de la coherencia de vida de los discípulos de Jesús que se regían por la verdad de La Palabra de Dios.

Neutralidad

Los primeros cristianos no se unieron a las sectas judías que conspiraron y pelearon contra los romanos, que ocupaban Israel. No luchaban contra el imperio. Eran una religión pacífica basada en el amor altruista. No se inmiscuían en la política ni en los asuntos de estado. Eran completamente neutrales.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s