El agua

La recogida de aguaimage

Los hogares y edificios de Jerusalén estaban provistos de cisternas subterráneas para complementar el suministro de agua de los manantiales.

El agua de lluvia que se recogía de los tejados se almacenaba en estos aljibes, que la mantenían limpia y fresca.

Al parecer, el recinto del templo tenía cisternas de tamaño considerable.

A lo largo de los siglos se construyeron varios acueductos para suministrar agua a Jerusalén.

El Arroyo de Guihón

El Arroyo de Gihón era el único arroyo natural de agua pura dentro de la ciudad. es la única que tiene agua durante todo el año.

Es un Manantial, que surge subterráneamente de una gruta al pie de la ladera este de Sion en el Valle de Cedrón, en una cueva.

Por eso los antiguos habitantes jebuseos de la ciudad perforaron en la roca, en la parte de atrás, y abrieron un tiro desde dentro de la zona cercada por el muro cercano. Así podían obtener agua por medio de bajar cubos hasta el canal del agua.

Es posible que los hombres de David hayan penetrado en secreto en la ciudad por medio de este tiro. (2 Sam. 5:8)

Sin embargo, en el tiempo de Ezequías la población de la ciudad era mucho mayor.

Por consiguiente, el emprendió la perforación de un túnel largo que desviara suficiente agua a un estanque (Siloam) al lado occidental de la ciudad dentro de la protección de los muros.

image

Estanque de Siloam

Se menciona en Juan 9:7. Se trata de un pozo y de un estanque (o varios estanques), pero no propiamente de una fuente. La fuente correspondiente era la de Guijón, que era la fuente de Jerusalén, aunque quedaba fuera de las murallas.

En los enfrentamientos bélicos existía el peligro de que el enemigo infestase el agua o la desviase castigando a la ciudad con la sed.

Por ello, con ocasión del ataque asirio del año 701 a.C., el rey Ezequías de Judá hizo abrir un túnel desde la fuente de Guijón a través de la roca, que trasladaba la salida del agua dentro del espacio protegido por las murallas.

Ese canal subterráneo, o túnel, el nuevo pozo y el estanque se llamaron Siloé, es decir “el agua enviada.”

image

Las aguas de Siloé eran limpias y buenas para beber. Por buenas y por ser “agua viva” — es decir, corriente —, la fuente se convirtió en símbolo del tiempo mesiánico; de ahí que se escanciase el agua de la fuente en la fiesta de Tabernáculos.

Y ahí puede estar así mismo el motivo de por qué en Juan 9:7 al topónimo de Siloé se le dé el sentido de “enviado,” queriendo el texto referirse a Jesús como al Mesías enviado.

Cerca de Siloé había en tiempo de Jesús una torre, que quizá se había construido para protección del manantial. Esa torre se hundió durante la última fiesta de Tabernáculos que Jesús pasó en Jerusalén (Lucas.13:4)

image

El estanque de Siloám abastecía de agua a Jerusalén. En el siglo VIII a.E.C., previendo la invasión de los asirios, el rey Ezequías construyó una muralla exterior para protegerlo, incorporándolo en el perímetro de la ciudad. (2 Crónicas 32:2-5; Isaías 22:11.)

Ezequías excavó un túnel desde el manantial de Guihón hasta el estanque de Siloam. El túnel tenía una altura promedio de 1,80 metros y mide 533 metros de largo. Un túnel de más de medio kilómetro perforado en la roca.

Todavía hoy, unos dos mil setecientos años después, los visitantes de Jerusalén pueden caminar por esta obra maestra de ingeniería, conocida comúnmente por el nombre de túnel de Ezequías. (2 Reyes 20:20; 2 Crónicas 32:30.)

image

Betzatá

El suburbio norte de Betzatá (el nombre arameo significa “casa de los olivos”). Al pie de dicha colina había un estanque para las ovejas, que se llenaba con agua de lluvia, y un segundo estanque.

Pero no se hablaba de dos piscinas, sino de una sola, una “piscina doble,” como subraya Eusebio (hacia el 300 d.C.).image

La piscina se consideraba curativa; no el estanque del agua de lluvia, que era un viejo abrevadero para las ovejas, sino la otra parte.

El rey Heredes el Grande había hecho rodear la zona curativa por cuatro pórticos, obra de arquitectos romanos; un quinto pórtico se alzaba entre las dos piscinas. En aquellos pórticos llevaba treinta y ochos años el enfermo que Jesús curó (Jn 5:1-15).

El nombre de la piscina aparece en la mayoría de los manuscritos de los Evangelios como Betesda, que significa “lugar de misericordia” .

Tal denominación era sin duda una alteración popular del nombre del suburbio “Betzatá,” en cuya zona se encontraba la instalación: la “piscina de Betzatá” se convirtió en la “piscina de Betesda.

Jesús curó a un hombre que llevaba treinta y ocho años enfermo. (Juan 5:1-9.)

En el estanque, en las que se congregaban muchos enfermos, ciegos y cojos, muchos creían que estas aguas tenían poderes curativos. Se ha ubicado este lugar en la parte septentrional de Jerusalén.

En el tiempo de Jesús este sector quedaba fuera de los muros de la ciudad, pero durante la gobernación de Claudio (41-54 E.C.), Herodes Agripa I añadió un tercer muro septentrional a Jerusalén, lo que hizo que Bezeta quedase dentro de los muros de la ciudad.

image

Túnel de Ezequías

Ezequías reinaba en Judá a finales del siglo VIII antes de nuestra era cuando se recrudeció el conflicto entre esta nación y la poderosa potencia asiria. La Biblia indica que, a fin de proteger Jerusalén y asegurar el suministro de agua, este rey realizó numerosas obras. Entre otras, construyó un túnel de 533 metros de largo que abastecía de agua a la ciudad (2 Reyes 20:20; 2 Crónicas 32:1-7, 30).

La Ciudad de David era una región irregular de sumideros, cavernas y canales formados por el agua subterránea al filtrarse y emanar a través de las formaciones rocosas del subsuelo. Los ingenieros del tiempo de Ezequías lo hicieron ampliando hábilmente canales de disolución y pozos naturales, que integró en un sistema de suministro de agua práctico.

Por lo tanto, parece lógico creer que siguió el serpenteante trazado de un canal natural que había bajo la colina.

image

Las cuadrillas que trabajaban desde cada extremo tal vez excavaron un túnel provisional modificando cavernas existentes. Luego excavaron un canal inclinado para que el agua fluyera desde la fuente de Guihón hasta el estanque de Siloam, que probablemente estaba ubicado dentro de las murallas.

Fue una verdadera hazaña de la ingeniería, pues la diferencia de alturas entre los dos extremos es de solo 32 centímetros a pesar de su longitud: 533 metros.

image

image

Canalización de agua

A pesar de que la ciudad está cerca del árido desierto de Judea, tenía acceso a un constante suministro de agua dulce, y además disponía de instalaciones adecuadas para almacenarla dentro de los muros de la ciudad.

Había dos manantiales cerca de la ciudad: En-roguel y Guihón.

El primero estaba un poco al S. de la confluencia de los valles de Cedrón e Hinón. Aunimageque era un valioso abastecimiento de agua, su ubicación lo hacía inaccesible durante tiempos de ataque o sitio.

El manantial de Guihón estaba en el lado O. del valle de Cedrón, junto a lo que llegó a llamarse la Ciudad de David. Aunque se encontraba fuera de los muros de la ciudad, estaba lo bastante cerca como para que se pudiera excavar un túnel y perforar un pozo a fin de que los habitantes de la ciudad pudieran extraer agua del manantial sin salir de los muros protectores.

Pilato construyó un acueducto para llevar agua a Jerusalén desde una distancia de casi 40 Km.

Suministro de aguas a la ciudad

Hasta la época de Herodes la ciudad se abastecía o bien de sus dos fuentes: Gihon y En-Roguel, o de los numerosos aljibes que recogían el agua de la lluvia.

También se construyeron algunos grandes estanques, en los que convergía el agua de los alrededores. Pero la idea de construir una gran traída de aguas, para abastecer todas las necesidades de la ciudad se debe a Herodes el Grande.

Las zonas en azul eran los lugares donde abastecerse de agua, además de los aljibes de las casas.

image

Ciudad con alcantarillado

El agua habría de venir de Artás al sur de Belén, lugar donde se iban a embalsar los arroyos originados al menos en tres fuentes.

De aquí, a favor del desnivel natural, el agua canalizada mediante la construcción de un conducto cubierto llegaba a Jerusalén tras 21 km. de recorrido.

Las obras fueron ampliadas después por el prefecto romano Poncio Pilato, remontando la captación en las cabeceras y renovando en parte los conductos.

Esto permitió traer a Jerusalén el agua desde una distancia de 67 Km., con una diferencia de nivel entre los depósitos y el destino final de unos 30 m.

Junto a las obras de captación, conducción y depósitos del agua, la Jerusalén herodiana contaba también con obras de saneamiento y alcantarillado, al menos en algunas zonas de la ciudad, como, por ejemplo, bajo la calle del Tyropéon, que bordeaba el muro occidental del templo.

Piscina para uso del Templo

Al oriente de la Torre Antonia, se encontraba la ‘piscina’ de Israel, destinada al consumo del templo con una capacidad de 120.000 m3 de agua.

Pero había también piscinas convertidas en balnearios públicos, rodeadas de bellas construcciones.

Es el caso de la doble piscina de Betzatá o piscina Probática al norte de la de Israel, de la que habla el evangelio (Juan 5,2-3) y la de Siloam en el extremo sur de la ciudad, al final del Tyropéon (Juan 9,7).

La Santidad del lugar y la cantidad ingente de sacrificios de animales requerían una fuente importante de abastecimiento de agua para el uso del Templo.

image

Viaducto de Jerusalén

Herodes el Grande canalizó el agua mediante la construcción de un conducto cubierto y algún acueducto, llegaba a Jerusalén tras 21 km. de recorrido.

Estas obras fueron posteriormente ampliadas con Poncio Pilato, remontando la captación en las cabeceras y renovando en parte los conductos. Esto permitió traer a Jerusalén el agua desde una distancia de 67 Km., con una diferencia de nivel entre los depósitos y el destino final de unos 30 m.

Está obra le costó serios disgustos a Pilato, pues para su financiación tuvo que recurrir al dinero del templo, ya que iba a ser principal beneficiario de la misma, pero cuyos dirigentes se opusieron a ello violentamente.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s