El Santo

Un candelabro de oro.

Un altar de oro del incienso, donde se quemaba aroma de incienso.

La mesa del pan de la proposición y utensilios de oro.

image

La iluminación

image

El pan de la proposición

Doce hogazas de pan que se colocaban sobre una mesa en el compartimiento Santo del tabernáculo y que se reemplazaban todos los sábados por otras recientes.

Debido a que los panes habían estado durante una semana delante de Jehová, eran algo santísimo y tenían que comerlos los sacerdotes aarónicos en un lugar santo, seguramente en alguna parte de los recintos del santuario.

image

Trabajos cotidianos

Un sacerdote tenía que entrar en el tabernáculo y quemar incienso sobre el altar del incienso mañana y tarde. (Éxodo 30:7, 8.)

Cada sábado un sacerdote debía colocar doce hogazas de pan recién cocido sobre la mesa del pan de la proposición. (Levítico 24:4-8.)

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s