Grasa de animales

La sangre y la grasa eran exclusivamente de Jehová Dios. “… No deben comer grasa alguna ni sangre alguna.”—Lev. 3:17. Se consideraba la grasa como la mejor parte o la parte más exquisita. (Génesis. 45:18; Núm. 18:12)

Dicha ley servía para inculcar en los israelitas que las “primeras” o mejores partes son de Jehová, que han de ofrecerse a él en sacrificio. (Lev. 7:23-25)

image

Procedimiento del Sumo Sacerdote

El Sumo Sacerdote entraba en la tienda de reunión, se quitaba sus vestiduras de lino, se bañaba y se colocaba sus prendas habituales de vestir.

A continuación sacrificaba su ofrenda quemada y la ofrenda quemada del pueblo para hacer expiación (Le 16:3, 5), y hacía humear sobre el altar la grasa de la ofrenda por el pecado. (Le 16:23-25.)

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s