Impuesto romano

En Roma la mayor parte, de los gastos estatales estaban destinados a cubrir las necesidades militares.

Los funcionarios imperiales recaudaban las capitaciones y los impuestos sobre las tierras.

Sin embargo, el derecho de recaudar impuestos sobre el comercio por el país lo compraban en subasta pública los mejores postores, que obtenían como ganancia la diferencia entre el dinero que recaudasen y la cantidad que habían pagado en la subasta.

Estos hombres, conocidos por el nombre de publicanos, arrendaban a subcontratistas el derecho de recaudar impuestos en ciertas partes de su territorio. Los subcontratistas, a su vez, estaban al cargo de otros hombres que recaudaban personalmente los impuestos.

image

Palestina y los impuestos

En Palestina había muchos recaudadores judíos. Sus compatriotas los tenían en muy poca estima, pues a menudo exigían un impuesto superior al fijado. (Mt 5:46; Lu 3:12, 13; 19:7, 8.)

Los otros judíos solían evitar su compañía y los situaban en la misma categoría que los pecadores, o incluso que las rameras. (Mt 9:11; 11:19; 21:32; Marcos 2:15; Lu 5:30; 7:34.)

También guardaban rencor a los recaudadores de impuestos porque estaban al servicio de una potencia extranjera, Roma, y tenían contacto estrecho con los gentiles “inmundos”. (Mt 18:15-17.)

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s