Las posesiones

Aprovecharse de la situación

Al acreedor se le prohibía entrar en casa de este y tomar en prenda alguna propiedad como garantía de la devolución. Debía quedarse fuera, respetando así la inviolabilidad de su domicilio. Si la prenda en cuestión era el manto del deudor, tenía que devolvérselo al atardecer, pues probablemente lo necesitara para abrigarse de noche (Deuteronomio 24:10-14).

No se podía tomar en prenda, un molino de mano o su muela superior (la persona no podría moler grano para alimentarse a sí misma y a su familia) (Deuteronomio 24:6)

image

Las posesiones

La tierra no se podía vender a perpetuidad, sino que tenía que ser devuelta en el Jubileo; el precio de la venta temporal se determinaba en función de la cantidad de cosechas que pudiera producir la tierra hasta el Jubileo (Le 25:15, 16, 23-28)

Si una tierra salía a venta, el pariente más cercano tenía derecho a comprarla (Jeremías 32:7-12)

El Estado no podía apropiarse de una herencia de tierra para destinarla a fines públicos, simplemente pagando una compensación (1Re 21:2-4)

En el Jubileo se devolvía a sus propietarios originales todas las herencias (Le 25:8-10, 15, 16, 24-28)

Cada siete años se había de exonerar de sus deudas al hermano hebreo (Deuteronomio 15:1, 2)

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s