Los atrios del Templo

Atrios sagrados

Al cruzar el atrio de los gentiles, había un muro de 1,3 m. alto con espacios abiertos para pasar.

En la parte superior había grandes piedras que llevaban una advertencia en griego y en latín. La inscripción en griego decía: “A ningún extranjero se le permite estar dentro de la balaustrada y del terraplén en torno al santuario. Al que se le encuentre será personalmente responsable de su propia muerte”

Solo los Atrios interiores del Edificio;

  • El Atrio de los Sacerdotes
  • El Atrio de Israel
  • El Atrio de las mujeres

Tenían la condición de sagrados.

image

Atrio de los Sacerdotes

Este Atrio era el patio del tabernáculo. En él estaba el altar, construido de piedras no labradas. Tenía una base de 14,2 m2.

Los sacerdotes utilizaban una superficie inclinada para subir al altar. La Misná también habla de un “pilón”. (Middot 3:6.) Al igual que el atrio de las mujeres, en este atrio también había diversas construcciones.

image

Junto a él se encontraba el gran altar, una plataforma cuadrada muy alta, con cuatro cuernos en las esquinas, a la que se subía por una rampa desde el sur. En esta área del altar de los sacrificios sólo podían estar los sacerdotes.

Aquí se encontraban también el estanque de bronce para las purificaciones y las mesas para descuartizar a las víctimas.

Sobre el altar había permanentemente fuego encendido en el que se quemaban las ofrendas, y el humo ascendía al cielo en los días serenos, mientras que, cuando azotaba el viento, se extendía por el templo.

image

Atrio de Israel

Quince grandes gradas semicirculares llevaban al atrio de Israel, al que podían entrar los hombres que estuvieran limpios ceremonialmente, y en el muro exterior de este atrio había almacenes. Desde este atrio podían entregar sus ofrendas o contemplar lo que sucedía en el atrio de los sacerdotes.

Luego venía el atrio de los sacerdotes, que correspondía con el patio del tabernáculo. En él estaba el altar, construido de piedras no labradas. Según la Misná (Middot 3:1), tenía una base de 14,2 m2.

image

Los sacerdotes utilizaban una superficie inclinada para subir al altar. La Misná también habla de un “pilón”. (Middot 3:6.)

Puerta de Nicanorimage

Al santuario se accedía por una escalinata de planta en forma de semicírculo.

Esta puerta, que recibía el nombre de Puerta de Nicanor por el de su donante, era muy suntuosa y con columnas.

Como prácticamente toda la arquitectura del templo, se acomodaba al estilo griego entonces en uso, probablemente con capiteles corintios.

A esta portada se asomaban los sacerdotes, después de la ofrenda, para bendecir al pueblo (Lucas 1, 21-22).

Atrio de las mujeres

El atrio de la mujeres estaba catorce gradas más arriba, y en él podían entrar las mujeres para adorar.

En el atrio de las mujeres estaban, entre otras cosas, las arcas de la tesorería. Cuando Jesús se hallaba cerca de una de estas arcas, encomió a una viuda por dar todo lo que poseía. (Lu 21:1-4.)

image

En los ángulos de este edificio rectangular había cuatro estancias, que sobresalían invadiendo parcialmente el patio.

Se trataba del lugar más frecuentado del templo, adonde se acudía a orar, a depositar las limosnas, a recibir la bendición de los sacerdotes…

El hecho de que fuera común a los fieles de ambos sexos es la causa de que reciba el nombre de Atrio de las Mujeres.

Varias escenas del evangelio han de localizarse aquí (Mc 12, 41- 44; Lucas 1, 21-22; 2,22-38; 18, 9-13; 21,1- 4).

image

Durante la fiesta de ‘Las Cabañas’ los hombres israelitas bailaban o ejecutaban acrobacias en el Atrio de las Mujeres, mientras las mujeres observaban desde su galería superior la escena que se desenvolvía allá abajo.

Unos cantores entonaban los 15 Salmos de las Subidas con el acompañamiento musical de los levitas. Este regocijo seguía hasta el amanecer.

image

Las cámaras del atrio

En las cuatro esquinas había cuatro cámaras sin techo, de 20 metros en cuadro.

  • Según el Talmud la cámara del noroeste era donde los impuros y leprosos, que se habían curado, se bañaban y eran declarados limpios por los sacerdotes. image
  • En la cámara del noreste los sacerdotes clasificaban la madera
  • En la del sudoeste se conservaba en bodegas el aceite y el vino;
  • En la del sudeste los que habían cumplido el voto de los Nazaritas afeitaban sus cabezas (Números 6:13; Hechos 18:18).
  • En estas cámaras también estaba permitido lavar, cocinar, etc. (es probable que en este atrio hubiera comedores para que las familias participaran de las ofrendas de comunión, u ofrendas de paz).
  • Según Middoth, II, 5, había también en este patio cuatro habitaciones donde se alojaban ciertas mujeres.

Atrio de los gentiles

Había que pasar por varios atrios para llegar al edificio central, que era el santuario en sí. Cada uno de esos sucesivos atrios tenía un mayor grado de santidad.

Al cruzar el atrio de los gentiles, había un muro de 1,3 m. de alto con espacios abiertos para pasar.

En la parte superior había grandes piedras que llevaban una advertencia en griego y en latín. La inscripción en griego decía: “A ningún extranjero se le permite estar dentro de la balaustrada y del terraplén en torno al santuario. Al que se le encuentre será personalmente responsable de su propia muerte”.

Cuando una chusma atacó en el templo al apóstol Pablo, se debió a que los judíos rumoreaban que había introducido a un gentil dentro de la zona prohibida.

Las columnatas rodeaban el atrio de los gentiles. (Juan 2:13-17; Mt 21:12, 13; Marcos 11:15-18.)

image

Los ciegos, los cojos y los gentiles incircuncisos podían entrar en el atrio de los gentiles (Mateo 21:14, 15). Lo utilizaban los muchos gentiles incircuncisos que deseaban hacer ofrendas a Dios.

Además, fue allí donde Jesús en diversas ocasiones se dirigió a las muchedumbres, y dos veces expulsó a los cambistas y a los comerciantes diciendo que habían deshonrado la casa de su Padre (Mateo 21:12, 13; Juan 2:14-16).

En sentido estricto, este atrio exterior no formaba parte del templo. Su suelo no era sagrado, y cualquiera podía entrar en él.

image

No había ningún atrio de los gentiles en los planos arquitectónicos que Jehová suministró para el templo de Salomón ni en el de la visión de Ezequiel; tampoco había ninguno en el templo que redificó Zorobabel.

El atrio de los gentiles fue edificado por Herodes, un rey edomita, para glorificarse y ganarse el favor de Roma. Por eso agrandó la zona del templo añadiéndole lo que posteriormente se llamó el atrio de los gentiles.

image

image

Anuncios

8 comentarios el “Los atrios del Templo

  1. Los católicos dicen que en el templo había imágenes. Después de estudiar este documento con sus respectivas fotos muy bien logradas, confirmo que no hay tal cosa. Dentro del templo no había imagénes!!!!

    • La adoración de ídolos e imágenes era un rasgo importante en las prácticas paganas. Este fue uno de los motivos por los que en los Mandamientos de la ley que Dios dio a Israel se especificaba de forma diáfana y contundente la importancia de no venerar objetos que el propio hombre había fabricado. Éxodo 20 dice; “No tendrás dioses ajenos delante de mí” (primer mandamiento). No te harás imagen ni ninguna semejanza de lo que hay arriba en el cielo, ni abajo en la tierra, ni en las aguas debajo de la tierra. No te inclinarás ante ninguna imagen, ni las honrarás; porque yo soy Yahveh tu Dios, fuerte, celoso, que castigo la maldad de los padres sobre los hijos hasta la tercera y cuarta generación de los que me aborrecen ( segundo mandamiento). Muy probablemente este sea el motivo por el que el segundo mandamiento haya sido ‘suprimido’ de las enseñanzas de la religión católica y en su defecto se haya dividido el décimo mandamiento; “No codiciarás la casa de tu prójimo, no codiciarás la mujer de tu prójimo, ni su siervo, ni su criada, ni su buey, ni su asno, ni cosa alguna de tu prójimo” en dos, el noveno y el décimo. En toda la Biblia se habla con claridad de la gravedad de utilizar imágenes e ídolos en la adoración a Dios (Isaías 40:18; 44:13-19; 1 Juan 5:21; 2 Corintios 5:7; Hechos 17:29) Es menester dar a Dios las gracias y pedirle a El directamente las cosas usando un solo mediador; Jesucristo (Juan 14:6).

    • Nos produce mucha alegría leer estos comentarios tan apreciativos. Estamos encantados de compartir todo aquello que sea edificante. Si tienes alguna pregunta o duda sobre la Biblia puedes contar con nosotros. Un saludo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s