Salida de Egipto

(1.513 a.E.C.)

Al salir de Egipto los israelitas, no lo hicieron a la desbandada; partieron en orden. Esto indicó que su mediador, Moisés, los había organizado bien.

Una gran muchedumbre de no israelitas salió con ellos, decidió irse con el pueblo del Dios que obraba milagros. (Éxodo 12:37-51; Números 11:4.)

Se llevaron sus manadas y sus rebaños, la masa de harina antes de que leudara y sus artesas.

Además, los egipcios dieron a los israelitas lo que estos les pidieron: artículos de plata y oro y prendas de vestir.

No podía considerarse robar a los egipcios, pues a los israelitas se les había esclavizado sin derecho y se les debía un pago. (Éxodo 12:34-38.)

Era una compensación justa por sus largos años de esclavitud, así como por las injusticias que habían aguantado a manos de los egipcios.

image

Israelitas que salieron de Egipto; 600.000 hombres, más mujeres y niños y compañía mixta.

El ejército egipcio

Josefo : “Los perseguidores tenían seiscientos carros y eran cincuenta mil hombres a caballo y doscientos mil a pie, todos armados”.

image

Pihahirot

Pihahirot se extiende a lo largo de la ladera sudoriental de Jebel ʽAtaqah, a unos 20 Km. al SO. de Suez.

Los israelitas empezaron a cruzar el mar Rojo desde el promontorio Ras ʽAtaqah y siguieron a través del lecho del mar hasta las inmediaciones del oasis ʽAyun Musaʼ, en la orilla opuesta. La máxima profundidad de agua, hacia la mitad de esta trayectoria, es de unos 15 m.

La distancia de orilla a orilla es de casi 10 Km., lo que permite suficiente espacio para que los quizás tres millones de israelitas atravesaran el lecho del mar.

image

Columna de nube

Cuando el pueblo de Dios abandonó Egipto, comenzó a acompañarlos una columna de nube que por la noche se volvía de fuego (Éxodo. 13:21, 22)

Desde que los israelitas salieron de Egipto, la columna fue el medio que Dios usó para guiarlos por el desierto. Siempre tenían que estar listos para seguirla tan pronto se movía. Jehová también la utilizó para protegerlos colocándola entre ellos y el ejército del faraón cuando este se preparaba para atacarlos (Éxodo. 14:19, 20)

Tenía la apariencia de una nube durante el día y de fuego durante la noche. (Éxodo 14:24.)

La última vez que se hace mención de esta columna en el contexto histórico fue justo antes de que Israel entrase en la Tierra Prometida. (Deuteronomio 31:15.)

image

Salvación de Dios

No había nada visible que contuviese las aguas del mar Rojo, por lo que daban la apariencia de estar endurecidas, cuajadas o espesadas, de manera que podían mantenerse como muros a cada lado de los israelitas, sin desplomarse sobre ellos y engullirlos.

Así le parecieron a Moisés cuando un fuerte viento del E. dividió las aguas y secó el lecho para que no estuviera fangoso ni helado, sino que la multitud pudiera atravesarlo con facilidad.

El paso abierto en el mar tenía la suficiente anchura como para que unos tres millones de israelitas pudieran llegar a la orilla oriental a la mañana siguiente.

Luego, las aguas cuajadas a ambos lados empezaron a volver a su estado normal, y arrollaron y sumergieron a los egipcios mientras Israel contemplaba desde la orilla oriental cómo Jehová libraba milagrosamente a una nación de manos de una potencia mundial. (Éxodo 14:13.)

image

Destrucción del ejército egipcio

“El mar empezó a volver a su estado normal” y los egipcios comenzaron a huir para no encontrarse con él. Este detalle también indica que las aguas se habían abierto con amplitud, porque un canal estrecho los habría engullido en un momento. Los-egipcios-mueren

Los egipcios huyeron de los muros de agua que los encerraban con la intención de ganar la orilla occidental, pero las aguas siguieron convergiendo hasta que se hicieron tan profundas que cubrieron todos los carros de guerra y a los soldados de caballería que pertenecían a las fuerzas militares de Faraón. No sobrevivió ni un egipcio.

Es obvio que sería imposible que una inundación de este tipo se produjera en una zona pantanosa, y más en caso de que fuera poco profunda, ya que los cuerpos muertos no habrían sido arrojados a la orilla, como en realidad sucedió, de manera que “Israel alcanzó a ver a los egipcios muertos en la orilla del mar”

Tomó casi toda una noche el que el mar se dividiera y los israelitas cruzaran al otro lado.

Faraón

Un ser divino al que había que adorar, despreciaba a sus esclavos, los israelitas. A la solicitud de que los dejara ir al desierto ‘para que le celebraran una fiesta’ a Jehová, respondió con arrogancia: “¿Quién es Jehová, para que yo obedezca su voz y envíe a Israel?” (Éxodo 5:1, 2). Faraón no podía soportar que un proscrito viniera ante su presencia en representación del Dios de sus esclavos hebreos para pedirle la libertad para ellos. ¡Cómo podía el dios del mundo ser humillado de aquel modo por un Dios de esclavos!

Con el castigo que se proponía aplicar al insensible Faraón, Jehová demostraría su poder de tal modo que sirviera de advertencia a todo el que lo desafiara (Éxodo 9:13-16). Su ‘divinidad’ se puso en evidencia delante del mundo antiguo.

Que su nombre no se mencione en la Biblia es significativo, en vista del valor y la importancia que se le da a tener un buen nombre en las Sagradas Escrituras. Hay otro caso relevante de un personaje que la Biblia no da su nombre; Satanás el diablo.

image

Después del ‘mar rojo’

Ya a salvo en la orilla oriental del mar Rojo, Moisés dirigió a los hijos de Israel en canción, mientras su hermana Míriam, la profetisa, tomó una pandereta en su mano y dirigió a todas las mujeres con panderetas y en danzas, respondiendo en canción a los hombres. (Éxodo 15:1, 20, 21.)

Aunque en el relato del éxodo no se dice que Faraón entrase en el mar con sus fuerzas militares y fuese destruido, el Salmo 136:15 especifica que Jehová “sacudió a Faraón y su fuerza militar al mar Rojo”.

Se había producido una total separación entre Israel y sus enemigos. Una vez salieron de Egipto, no se permitió que hombre o bestia les causara daño; ningún perro ni siquiera les gruñó ni movió su lengua contra ellos. (Éxodo 11:7.)

image

Península del Sinaí, Monte Horeb

Moisés recibe los mandamientos del propio Jehová.

image

Becerro

La adoración idolátrica egipcia representaba a sus dioses por medio de vacas, toros y otros animales, y es probable que eso influyera de manera importante en los israelitas y los llevara a adorar a un becerro poco tiempo después de haber sido liberados de Egipto. Esto lo confirman las palabras de Esteban: “En sus corazones se volvieron a Egipto, diciendo a Aarón: ‘Haznos dioses que vayan delante de nosotros’. […] Así que hicieron un becerro en aquellos días y le trajeron un sacrificio al ídolo y se pusieron a gozar en las obras de sus manos”. (Hechos 7:3image9-41.)

Menfis era sede del culto al buey Apis, un buey vivo con unos rasgos físicos especiales, al que se adoraba como la encarnación del dios Osiris.

Esta adoración pudo haber influido en los israelitas rebeldes que quisieron adorar a Jehová mediante un becerro de oro. (Éxodo 32:4, 5.)

Ejecución

El pueblo lo consideró una representación de Jehová, y la fiesta que tuvo lugar al día siguiente se denominó “fiesta a Jehová”. Los israelitas hicieron sacrificios delante de aquel becerro de oro, se inclinaron ante él, comieron, bebieron y se divirtieron bailando y cantando. (Éxodo 32:1-8, 18, 19; Ne 9:18.)

El becerro fundido no tenía que estar hecho necesariamente de oro macizo, pueimages Isaías dice que el metalario reviste de oro la imagen fundida que manufactura. (Isaías 40:19.)

Así que quizás lo hicieron de madera y luego lo revistieron de oro. Por lo tanto, cuando Moisés quemó la imagen, el interior de madera se convirtió en carbón y la capa de oro que lo revestía se fundió parcial o totalmente.

Luego se trituró esta mezcla hasta que quedó fina como polvo, un polvo compuesto de carbón y oro que más tarde Moisés esparció sobre la superficie de las aguas. (Éxodo 32:20; Deuteronomio 9:21.)

Anuncios

2 comentarios el “Salida de Egipto

  1. Impresionante!!! Dios trajo la salvacion a Su pueblo abriendo el mar!! aleluya!!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s