Samaria

Distrito romano a través del cual viajó Jesús cuando se dirigía a Jerusalén o saimagelía de allí, ya que estaba situada entre los distritos de Judea y Galilea. (Lu 17:11; Juan 4:3-6.) y donde más tarde los apóstoles llevaron el mensaje del cristianismo.

La política asiria consistía en llevarse a los cautivos del territorio conquistado y colocar en su lugar pueblos de otras partes del imperio. En este caso, los otros grupos nacionales llevados al territorio de Israel con el tiempo se entremezclaron tanto racial como religiosamente y llegaron a constituir un pueblo conocido como los samaritanos. (2Re 17:24-33; Esdras 4:1, 2, 9, 10; Lu 9:52; Juan 4:7-43.)

Estos pobladores extranjeros importaron su religión pagana; “cada nación diferente llegó a ser hacedora de su propio dios”. Sin embargo, las diez tribus norteñas no desaparecieron por completo con la caída de Israel. Los asirios dejaron a algunas personas de esas tribus en el territorio de Israel. Otras sin duda huyeron de Israel por causa de la idolatría al territorio de Judá.

Samaritanos y judíos

La religión samaritana llegó a la existencia debido a varios factores; uno de los principales fue el esfuerzo de Jeroboán por alejar a las diez tribus de la adoración de Jehová centrada en Jerusalén. Los remplazó con un sacerdocio nombrado por el hombre, sacerdocio que, a su vez, condujo al reino de Israel a la práctica de idolatría degradante.

Además, los inmigrantes paganos traídos desde Babilonia eran adoradores de muchas deidades.

Es posible que la edificación del templo samaritano en el monte Guerizim (siglo IV a. E.C.), en competencia con el que estaba en Jerusalén, marcó la separación final de los judíos y los samaritanos.

El Talmud enseñaba que “un trozo de pan dado por un samaritano es más impuro que la carne de puerco”. Algunos judíos incluso empleaban el término “samaritano” como una expresión de desprecio y oprobio (Juan 8:48). Otros los maldecían públicamente en las sinagogas y oraban a diario para que no obtuvieran la vida eterna.

image

Monte Guerizim

El monte Guerizim, y el monte Ebal, al NE., se encuentran en el corazón del distrito de Samaria. Estas montañas, las más altas de la región, están una enfrente de la otra y protegen un importante desfiladero que va de E. a O. Entre las dos montañas se extiende el fértil valle de Siquem.

La situación estratégica de Guerizim y Ebal les confirió importancia militar y política, aparte de la importancia religiosa que ya tenía la zona.

En el monte Guerizim se construyó hacia el siglo IV a. E.C. un templo samaritano que rivalizaba con el de Jerusalén y que fue destruido en el año 128 a. E.C.

image

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s