Toque de trompeta

Se celebraba el primer día (la luna nueva) del séptimo mes, Etanim (Tisri). Con ella comenzaba el año seglar para los judíos . Esta celebración era más importante que la fiesta de la luna nueva de los restantes once meses.

El mandato concerniente a la fiesta de las trompetas especifica que debería apartarse como un día de convocación santa, en el que no habría de hacerse ninguna clase de trabajo laborioso.

La fiesta recibe su nombre de este mandato: “Debe ocurrir para ustedes un descanso completo, una conmemoración…” “Debe resultar ser día del toque de trompeta para ustedes.”

Se presentaban en sacrificio un toro joven, un carnero, siete corderos sanos de un año de edad, una ofrenda de grano de flor de harina mojada ligeramente con aceite y también un cabrito como ofrenda por el pecado. Todo se sumaba a las ofrendas diarias constantes, como a los sacrificios que se hacían en los días de luna nueva. (Le 23:24; Números 29:1-6.)

Esta fiesta daba comienzo al año agrícola y laboral, también el día 10 de ese mismo mes se celebraba el Día de Expiación y poco después, el día 15, daba comienzo la fiesta de las cabañas.

En el mes de Etanim (Tisri) se completaba la recogida de la mayor parte de la cosecha del año saliente: la cosecha de la uva para la preparación del vino y la cosecha de la aceituna (Salmo 104:15.)

image

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s