Valles

Valle de Tyropeón

Este valle o cauce que, desciende de norte a sur y pasaba pegado al muro oeste del Templo.

Herodes construyo una calle de unos 12 m de anchura, que servía de eje central a la ciudad, tanto para el comercio, como para el transito rodado así como para las grandes avalanchas de fieles en torno al Templo en las épocas de las tres peregrinaciones a las fiestas judías.

Con frecuencia a lo largo de sus estrechas calles se colocaba y se desarrollaba un mercado de compra y venta.

image

El Valle de Cedrón

Valle profundo que se abre paso entre Jerusalén y el monte de los Olivos.

Fue este mismo valle el que Jesús atravesó cuando se dirigió al jardín de Getsemaní. (Juan 18:1.) Durante los reinados de Asá, Ezequías y Josías, reyes de Judá, en el valle de Cedrón se destruyeron objetos relacionados con la idolatría. (1Re 15:13; 2Re 23:4, 6, 12; 2Cr 15:16; 29:16; 30:14.) También se utilizó como lugar de sepultura. (2Re 23:6.) Esto convirtió al valle de Cedrón en una zona inmunda.

image

Desde la pendiente del monte de los Olivos se ve, por encima del tajo profundo del valle, a la izquierda, en el extremo meridional de la colina escarpada, la loma de la ciudad de David, continuando por la derecha (el norte) los abruptos cimientos que refuerzan el monte del templo.

Al pie de la antigua ciudad de David vierte sus aguas al valle del Cedrón, un tanto sobre elevado, la fuente de Guijón (que probablemente significa “El surtidor”).

Era la única fuente viva que surtía a la ciudad de Jerusalén. Ya los jebuseos habían construido desde su ciudad un túnel hasta la vía de agua de esta fuente, a fin de asegurarse el suministro de agua en tiempo de guerra.

El rey Ezequías de Judá (721-693 a.E.C.) hizo excavar más tarde un canal bajo la colina de la ciudad de David, el llamado “túnel de Siloé” que conducía las aguas de la fuente de Guijón hasta el estanque construido dentro de las murallas que rodeaban la ciudad nueva y que enlazaban con el muro de la ciudad davídica.

De este modo, la piscina de Siloé vino a constituir algo así como la nueva fuente de Guijón. La fuente antigua se cegó, aunque hoy vuelve a estar abierta.

En la confluencia del valle del Cedrón con el valle de Hinón por el oeste estaba la “fuente de Roguel”, un manantial subte-rráneo que en Josué 18:16 se menciona como uno de los puntos fronterizos entre las tribus de Judá y Benjamín.

El punto de intersección de los valles en la fuente Roguel era un lugar preferido de reunión, como se desprende de 2Sam 17:17 y de 1Re 1:9.

image

El Valle de Hinón

Estos dos torrentes, Cedrón e Hinón son muy profundos y constituyen límites naturales al crecimiento de la ciudad, que nunca pudo crecer hacia el Sur, ni hacia el Oeste de Hinón, ni al Este del Cedrón.

La única posibilidad de crecimiento fue hacia el Norte.

El torrente intermedio llamado Tyropeum es mucho menos profundo que los otros dos. Fluye de Norte a Sur y es el que separa las colina oriental de la colina occidental de la ciudad.

image

Este lugar era un valle que pertenecía a un hombre llamado Hinón, y se le llamó ‘Valle de Hinón.

Se ensancha cerca del punto de convergencia con los valles de Tiropeón y Cedrón, y era en ese punto donde probablemente estaba Tófet. (2Re 23:10.)

El nombre del lugar era Tófet, y decían que se llamaba así porque los adoradores bailaban y tocaban panderetas para que el padre no oyese los gritos de su hijo cuando lo hacían pasar por el fuego, y para que no se le conmoviera el corazón y arrebatara a su hijo de las manos de los adoradores.

En el siglo VIII a.C., siendo Acaz rey de Judá y cuarenta años más tarde durante el reinado de Manases, se celebraban en el valle de Hinón sacrificios al dios asirio Molok, y en aquellos sacrificios entraban también los sacrificios humanos; de ahí que el rey Josías en su reimageforma (632-621 a.C.) hiciese profanar el valle quemando huesos.

Con ello se convirtió en un estercolero en el que un fuego que no se apagaba nunca quemaba las inmundicias de Jerusalén. Ello hizo, a su vez, que Hinón, bajo el nombre de “Gehena,” pasase a ser el símbolo de destrucción.

El cementerio de extranjeros (campo del alfarero, campo de sangre), que se compró con el dinero de la traición de Judas, estaba en el Hinón. Si esto es correcto, podría indicar el desprecio que el Sanedrín sentía hacia los extranjeros.

image

Al valle se arrojaban cadáveres de animales para que los consumieran las llamas, a las cuales se añadía azufre para ayudar la combustión. También se echaban al Gehena cuerpos de criminales ejecutados, a quienes se consideraba indignos de ser enterrados en una tumba conmemorativa.

image

Usos de los valles Cedrón e Hinón

En el reinado de Manasés (716-662 a. E.C.) se imageampliaron las murallas de la ciudad a lo largo del valle de Cedrón. (2Cr 33:1-9, 14.)

Su nieto Josías, hizo “inservible para adoración”, convirtiéndolo en un basurero de la ciudad. (2Re 23:10; 2Cr 33:6.) el valle de Hinón, que los idólatras habían utilizado para practicar ritos abominables (Ne 3:13, 14).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s